La tercera jornada de los Cursos Internacionales de Verano se ha centrado hoy en las compras públicas y en dar a conocer las funciones de la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación. Su presidenta, María José Santiago, ha detallado que el objetivo último de esta entidad es elaborar una estrategia nacional de contrataciones obligatoria para ayuntamientos, comunidades autónomas y la Administración General del Estado.

Santiago ha informado durante su ponencia que son dos los organismos que se están poniendo en marcha en esta materia, la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación y la Oficina Nacional de Evaluación. Como compra pública, recuerda, se entiende cualquier tipo de prestación de servicio y contratación de suministros de la administración, realizada siempre a través de los procedimientos de licitación pública.

En este sentido, y en referencia a los contratos menores, Santiago ha señalado que en el mes de marzo la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación aprobó una instrucción sobre estos contratos para poner fin a la disparidad de criterios en las Juntas Consultivas de Contratación del Estado. Subraya que ningún contrato que formalice la administración puede escapar de los principios de publicidad, concurrencia e igualdad de trato.

Vía Cope Melilla