Eduardo de Castro ha dejado claro hoy al Partido Popular que no va a dimitir de su cargo de presidente de la Ciudad. El líder de Ciudadanos cree que la formación que lidera Juan José Imbroda debería centrarse en resolver sus problemas internos y en ponerse a trabajar.

Así las cosas, ha insistido en que no le preocupa lo que hagan otras formaciones y que será la justicia la que resuelva las denuncias presentadas por el PP contra su persona tras su investidura como presidente de la Ciudad.

Preguntado por la admisión a trámite de la denuncia presentada contra su persona por VOX por presuntos delitos de falsedad documental y fraude electoral en la elaboración de la lista de Ciudadanos de cara al 26 de mayo, De Castro añade que no va a entrar a valorar lo que hagan otros partidos que se dedican a judicializar la vida política.

En cuanto a la reunión mantenida ayer con responsables nacionales de Ciudadanos, señala que tenía que hablar con ellos para abordar diferentes asuntos del partido. Ante la posibilidad de una pérdida de confianza de su partido, en todo irónico De Castro ha resaltado que “no le han metido preso ni le han sancionado”.

Vía Cope Melilla