CSIF considera un “despropósito” que en pleno siglo XXI se obligue a más de 2.500 personas a personarse en la Dirección Provincial de Educación para la adjudicación de los puestos de trabajo de los docentes interinos para el curso 2019-2020. El sindicato reprocha al ministerio que haga estos “experimentos” sin consultar, ya que este tipo de decisiones siempre generan tensión y están destinadas al fracaso.

Así las cosas, CSIF urge a la Administración a continuar con el procedimiento telemático que ha demostrado funcionar con el paso de los años y a “no tocar” las cosas que funcionan.

Vía Cope Melilla