Daniel Conesa ha denunciado hoy públicamente que Eduardo de Castro esté dando órdenes por escrito a los grupos parlamentarios, en concreto al PP, sin ser oficialmente presidente de la Ciudad. El vicesecretario regional de Estrategia y Política Económica le acusa de intentar prohibir a consejeros y viceconsejeros la entrada en sus despachos alegando que se quiere facilitar la labor del nuevo Gobierno, cuando todavía no se ha publicado ningún nombramiento.

Esta prohibición, dice, se suma a la petición realizada ayer a los miembros del Ejecutivo de que entregaran los mandos del garaje del ayuntamiento. A juicio del popular, De Castro está tomando una serie de decisiones “sin tener capacidad para dar órdenes”.

Conesa recuerda que hasta que el Rey no sancione su nombramiento y se publique en el BOE, De Castro no es presidente, por lo que no debería ni siquiera ocupar el despacho de Presidencia. Más allá, señala que Juan José Imbroda, al igual que el resto de consejeros y viceconsejeros, están todavía en funciones.

El popular cree que De Castro quiere impedir la entrada a sus despachos de los miembros del Gobierno por el bulo que circula por la ciudad sobre la posibilidad de que se esté destruyendo o robando información. Daniel Conesa añade que todo está ya informatizado y que “nadie se puede llevar nada”, lo que demuestra el talante del líder de Ciudadanos.

Daniel Conesa ha instado a De Castro a tener cuidado en estos primeros pasos “antes de empezar” porque puede usurpar funciones que ahora no tiene.

Vía Cope Melilla