• El equipo trabaja en el estadio, aunque a partir del miércoles lo hará sobre el sintético de La Espiguera

La Unión Deportiva Melilla ha vuelto esta mañana al trabajo. Los azulinos empataron a cero ante el Atlético Baleares en el primer partido de su eliminatoria y tendrán que jugarse el todo por el todo en Son Malferit. Conocido el rival y sus armas sobre el verde, sólo queda prepararse de la mejor manera para un partido que se prevé, como mínimo, igual de apasionante y disputado que el de ida.

Para adaptarse mejor a la superficie de la cita, los unionistas comenzarán a entrenar a partir del miércoles (después de la jornada de descanso) sobre el verde de La Espiguera, artificial y con dimensiones parecidas a las del campo balear. La sesión de hoy, regenerativa y compensatoria, ha transcurrido en el césped del estadio. En ella han participado todos los jugadores del plantel, que a priori estarán a disposición del míster para el viaje a Palma.

Fijado horario para el partido de vuelta

Desde esta misma tarde se conoce la fecha definitiva y horarios de los partidos de vuelta, y a la U.D. Melilla le tocará jugar el domingo a las 18:00 horas de la tarde. Ese mismo día visitará el Mirandés Huelva (19:00 horas), jugándose las otras dos eliminatorias en sábado: el Logroñés-Hércules a las 18:30 horas y el Ponferradina-Cartagena a las 20:30 horas.