Eduardo De Castro va a elevar un informe a la dirección nacional de Ciudadanos para informarle de determinadas cuestiones “muy graves” que están ocurriendo en el Gobierno local y que dificultan un posible acuerdo de Gobierno con el Partido Popular. El líder de la formación naranja ha aludido a las informaciones publicadas sobre los presuntos sobornos de OHL, a la presunta destrucción de información que se podría estar dando en algunas consejerías o al hecho de que el parque infantil que se va a construir en Altos de la Vía se levantará sobre un solar propiedad del Estado y no de la Ciudad Autónoma.

Además de asegurar que Ciudadanos a nivel nacional todavía no le ha comunicado ninguna decisión, De Castro critica la gestión del Ejecutivo de Juan José Imbroda, que adjudica en funciones una obra de un millón de euros sobre un terreno que no es de su propiedad.

El coordinador de la formación naranja ha mostrado una copia simple del Registro de la Propiedad de Melilla donde se recoge que el titular de esa parcela de 2.440 metros cuadrados es el Estado español. De Castro cree que antes de tomar una decisión de este tipo se debería haber hablando antes con la Administración central.

Por otra parte, el líder de Ciudadanos se ha hecho eco de unos rumores para pedir al presidente de la Ciudad en funciones que tome medidas para evitar la posible destrucción de información y documentos que se podría estar produciendo en determinadas consejerías.