La Consejería de Coordinación y Medio Ambiente está ultimando los proyectos de mejora para las Zonas de Especial Conservación del Barranco del Nano y los acantilados de Aguadú, así como el del parque periurbano de Rostrogordo. Manuel Ángel Quevedo ha detallado que los técnicos del área están estudiando los borradores de estos proyectos, que incluyen un informe con el estado ecológico de cada una de las zonas.

Cada uno de esos documentos aportan información sobre el estado de la vegetación, la fauna y la zona para conocer las distintas especies que existen y en qué estado se encuentran.

Quevedo ha señalado que a partir de los estudios realizados se realizan propuestas para cada una de las zonas. En concreto, se prevén actuaciones en el Barranco del Nano por importe de 300.000 euros, en los acantilados de Aguadú por valor de 243.000 euros y en Rostrogordo por 430.000 euros.

Por otra parte, el consejero ha recordado que a lo largo de esta legislatura se ha firmado un convenio con la Universidad de Granada para estudiar las especies y los hábitats del litoral tanto de flora como de fauna.

Vía Cope Melilla