La Guardia Civil ha detenido en el puerto de Melilla a una persona como presunta autora de un delito de tráfico de drogas con medicamentos. Se trata de un pasajero que desembarcaba de un buque procedente de Almería y que llevaba entre sus enseres personales varias cajas de medicamentos sin prescripción facultativa. Son 300 pastillas intervenidas cuyo principio activo es el clonazepam.

El detenido es un joven natural y vecino de Melilla que ha pasado a disposición judicial como presunto autor de un delito de tráfico de drogas con medicamentos.

La Guardia Civil ha detectado en el puerto un incremento en la comisión de hechos de esta tipología delictiva que ha conllevado en el último mes a la detención de tres personas que trataban de ocultar los medicamentos entre los enseres personales o en los vehículos que conducían. El perfil de los detenidos es el mismo: jóvenes varones de nacionalidad de española, naturales y vecinos Melilla.

Además, una cuarta persona ha sido denunciada en el ámbito administrativo por posesión de este tipo de medicamentos sobre los que se advierte de los graves riesgos para la salud que puede tener su consumo “al mezclarlo con hachís, inhalantes o alcohol”.

Vía Cope Melilla