Acabar con los pisos patera de mujeres marroquíes embarazadas que saturan el Hospital Comarcal es uno de los puntos irrenunciables que plantea VOX para llegar a un acuerdo de gobernabilidad. La formación propone también que se antepongan los derechos de los melillenses españoles a los de los no residentes y marroquíes, se termine con la inseguridad ciudadana o se ejerza mayor control y vigilancia sobre los menores acogidos, a los que se les impedirá estar por las calles a determinadas horas de la noche.

El partido liderado a nivel nacional por Santiago Abascal ha redactado un documento en el que se recogen 14 puntos sobre los que girará cualquier acuerdo de Gobierno en Melilla. Según Felipe Castillo, asesor político del grupo, se exigirá también impedir la llegada de ambulancias marroquíes a la ciudad a no ser que sea un caso de vida o muerte.

VOX apuesta también por acabar con la progresiva marroquinización de Melilla, obligar al Gobierno de España a construir en los próximos cuatro años dos colegios de Infantil y Primaria y uno de Secundaria, poner en marcha un plan de acción urgente e inmediato en la frontera para dinamizar el tránsito de personas y mercancías y acabar con la creciente sensación de inseguridad.

Controlar las subvenciones que concede la Ciudad Autónoma, redactar un plan de choque de mejora del acerado de todos los barrios, abrir los planes de empleo a la iniciativa privada o negociar con AENA la ampliación del horario del aeropuerto en los meses de invierno son otros de los puntos recogidos por VOX en su propuesta para alcanzar un acuerdo de Gobierno.

Vía Cope Melilla