El presidente del Partido Popular nacional considera que muy pocos gobernantes pueden presumir como Juan José Imbroda de haber transformado una ciudad como lo ha hecho él con Melilla en todos los sentidos y ámbitos. Pablo Casado asegura que el PP local “ha dado la cara por los melillenses” en todo momento y en los años más difíciles que ha vivido el país.

En el encuentro que ha mantenido con los militantes y afiliados del PP local esta mañana en el Puerto Deportivo, Casado ha puesto en valor el hecho de que el Partido Popular haya exigido en Madrid todas aquellas cuestiones que eran demandadas en Melilla, una tierra, señala, que pide estar cada vez más cerca de la península. Lamenta el popular que esto no sea así cada vez que gobierna el PSOE.

Y cree Casado que no lo es por cuanto el Partido Socialista hace caso omiso a los problemas de los melillenses como, por ejemplo, el cierre de la aduana comercial y la presión que sufre la ciudad con los menores extranjeros no acompañados.  En este sentido, y para dar cobertura a la atención de estos niños, reclama desarrollar una verdadera política de Estado.

En materia de seguridad, Casado apuesta por conseguir que la de Melilla, como frontera sur de Europa que es, esté bien protegida. Pide más medios, agentes y leyes con las que dar seguridad a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante los saltos violentos de inmigrantes. Entiende que todo esto es compatible con el principio de solidaridad que siempre ha defendido y defenderá el PP en materia migratoria.

Tras destacar la importancia que tendrán las elecciones europeas para la ciudad, no ha querido pasar por el alto el hecho de que su formación apueste por una reducción de impuestos y por aprovechar el régimen económico y fiscal de Melilla para generar empleo, algo que no ocurre, dice, con el PSOE

Vía Cope Melilla