Adelante Melilla anuncia que, de llegar al Gobierno local, elevará una iniciativa legislativa al Congreso de los Diputados para solicitar la permanencia de los soldados hasta los 55 años en las Fuerzas Armadas, pudiendo desempeñar una segunda actividad relacionada con funciones civiles.

Amin Azmani, número uno de la candidatura, ha comentado que para quienes quieran desvincularse del estamento militar de forma voluntaria a los 45 años, se pedirá a la Administración central que puedan concurrir a las diferentes convocatorias de empleo público del Estado. Se les valorará el hecho de haber pertenecido a las Fuerzas Armadas.

De igual forma, asegura Azmani que desde el Gobierno local se habilitarán los mecanismos correspondientes para que los soldados mayores de 45 puedan concurrir a los procesos selectivos de empleo que se oferten desde la Ciudad Autónoma. Entiende “que es un honor” que unas personas que han dado todo por el país se incorporen al servicio público.

Asimismo, se trabajará para intentar convalidar la formación que reciben los militares durante su carrera profesional.  Asegura que la Ciudad homologará y convalidará todos los estudios alcanzados en las Fuerzas Armadas para facilitar su incorporación a la vida y empleo civil.

Adelante Melilla es partidario también de crear en la ciudad la escuela de formación de tropa y marinería. Destaca que sería algo “muy positivo” por cuanto permitirá la creación de puestos de trabajo y promover la economía local. Mejorar las retribuciones económicas de los militares es otra de las promesas de la formación.

Vía Cope Melilla