La Consejería de Bienestar Social y el Banco de Alimentos han suscrito por primera vez un convenio de colaboración para llevar a cabo el reparto de productos no perecederos entre las personas más necesitadas a través de las entidades colaboradoras. En total, se va a repartir 20.000 kilos recogidos en Melilla, 50.000 kilos procedentes de los distintos Bancos de Alimentos de la península y 165.000 kilos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Daniel Ventura ha detallado que el importe del convenio es de 93.905 euros, cantidad que servirá para hacer frente a la contratación del personal (un auxiliar administrativo, una trabajadora social, una integradora social y dos mozos de almacén), así como para los gastos derivados del mantenimiento, el transporte o la administración. Se trata también, dice el consejero, de poner en orden todo el proceso de reparto para que no haya duplicidades.

El Banco de Alimentos de Melilla es la receptora-depositaria de los alimentos durante todo el año y la encargada de su posterior distribución. Comunica a las entidades benéficas las cantidades de alimentos asignados en cada momento y fase y ellas se encargan de retirarlos y distribuirlos entre los más necesitados. Ventura ha avanzado también que otro de los objetivos del convenio es crear una comisión provincial de distribución de alimentos.

Vía Cope Melilla