El consejero de Bienestar Social ha alertado del incremento de jóvenes marroquíes de 17 años que están llegando a la ciudad para evitar tener que realizar el servicio militar en el país vecino. Daniel Ventura ha señalado que, en muchos casos, son los propios padres los que los mandan a Melilla cuando son llamados a filas.

Actualmente, la ocupación en el centro de Purísima oscila entre los 650 y 670 menores extranjeros no acompañados. Por lo que respecta a los que viven en la calle, según Ventura, el número ha descendido debido a la impermeabilización del puerto.

Por otra parte, el consejero ha comentado que una delegación marroquí se encuentra en Madrid estudiando junto a responsables de la Comunidad y la Fiscalía 23 casos de menores que cuentan con antecedentes penales. Ventura ha aclarado que no se trata de que se vaya a devolver a los 23, sino de decidir qué se hace en este caso para evitar la alarma social que han generado en la zona de Hortaleza.

Lo que quiere saber el consejero de Bienestar Social es si esta visita que han realizado a Madrid representantes marroquíes se va a llevar a cabo también en otros territorios españoles afectados por este fenómeno migratorio. Ventura vería factible que se devolviera a estos 23 jóvenes, pero no a los 8.000 que hay en todo el país.

Vía Cope Melilla