El presidente de la Autoridad Portuaria defiende que, para evitar que en la línea de Motril vuelva a operar un buque de las características actuales, debería incluirse esta ruta en el próximo contrato de servicio público del transporte marítimo. Miguel Marín asegura que aunque en mayo se incorporará el ‘Golden Bridge’, un barco totalmente reformado y con capacidad para 1.500 pasajeros, no se garantiza que la compañía pueda volver a cambiar de barco.

En este punto, ha recordado que desde la Ciudad Autónoma y la Autoridad Portuaria se lleva muchos meses hablando con la naviera para que cambiara de barco. Marín, que avanza también que el nuevo buque no será el único que llegue a Melilla próximamente, señala que la propia FRS ha agradecido al ente portuario las facilidades para que el ‘Golden Bridge’ pueda operar desde mayo.

Vía Cope Melilla