El consejero de Coordinación y Medio Ambiente ha asegurado hoy que el Gobierno de Pedro Sánchez se encontró en junio de 2018 cuando llegó a Moncloa con el proyecto de ampliación de la desaladora redactado, el presupuesto fijado y la autorización medioambiental, por lo que solo tenía que firmar el convenio con la Ciudad y los pliegos del contrato, algo que no ha hecho.

Manuel Ángel Quevedo desmiente lo dicho por Sabrina Moh, que acusa al Ejecutivo de Mariano Rajoy de no haber hecho nada en siete años, y recuerda que cuando el PP llegó al Gobierno en enero de 2012 no había nada proyectado para ampliar la desaladora.

El consejero se reunió en julio de 2018 con el director general del Agua y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para solicitarles que envíen a la Ciudad Autónoma con carácter de urgencia tanto el convenio como los pliegos. Quevedo ha negado que conociese el contenido del contrato, como aseveró la delegada del Gobierno en febrero, y avanza que el pasado jueves recibió un borrador de un pliego puente que no vale porque contiene errores.

Vía Cope Melilla