La Ciudad Autónoma va a invertir más de 1,2 millones de euros en dos proyectos de mejora del estadio Álvarez Claro: la eliminación de las barreras arquitectónicas en la zona de la tribuna y la adecuación de las pistas de atletismo. Las dos obras están en Mesa de Contratación y tienen un plazo de ejecución de entre cuatro y seis meses.

Por lo que respecta a la mejora de la accesibilidad, los trabajos se centrarán en habilitar plazas de aparcamiento para personas con discapacidad, remodelar la zona de acceso al público y los aseos, instalar un ascensor y habilitar localidades en la zona alta de las gradas para estas personas. El presidente de la Ciudad ha detallado que este proyecto sale a licitación por casi 360.000 euros.

En cuanto a las obras de adecuación de las pistas de atletismo, Juan José Imbroda ha recordado que las actuales tiene 14 años de antigüedad y su uso continuado obliga a una renovación. Además de sustituir el pavimento, se va a renovar la red de drenaje, se ampliará la zona de entrenamiento y se ajustarán a los parámetros que marca la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo. El presupuesto es de 861.000 euros y la duración de las obras de cuatro meses.

A preguntas de la prensa sobre el mal estado del césped del estadio, Imbroda ha avanzado que se va a estudiar los motivos por los que se encuentra así, ya que, recuerda, hace tres o cuatro años “estaba perfecto”. El presidente recuerda que la Ciudad Autónoma “paga mucho” para que no sea “un patatal”.

Vía Cope Melilla