El Gobierno local comparte el enfado de los empresarios y comerciantes de la ciudad ante el mantenimiento del cierre de la aduana comercial de Beni Enzar. Daniel Conesa ha mostrado el malestar del Ejecutivo local por la actitud de Marruecos y su desacuerdo con la actuación de la Administración central, que “no ha hecho nada”.

El vicesecretario de Estrategias y Política Económica del PP entiende la actitud de los comerciantes ante una decisión unilateral e “inamistosa” del país vecino hacia España y asegura que el Gobierno local tiene pocas esperanzas de que se reabra la frontera con el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Vía Cope Melilla