La UNED de Melilla ha presentado hoy el número 43 de la revista ‘Aldaba’, una publicación de carácter anual que en la que se abordan artículos sobre temas muy diversos, como ‘Gobernadores de Melilla en el último tercio del siglo XVII’, ‘Consulados y servicios secretos aliados en Melilla durante la Segunda Guerra Mundial’, ‘Cincuentas plantas del entorno de la Mar Chica’ o ‘Régimen Jurídico de la Policía Local en Melilla’.

Antonio Bravo ha asegurado hoy que es un orgullo poder mantener una revista tan antigua y que ha tenido una relevancia tan importante en la ciudad. El director de la UNED en Melilla, que ha recordado que ‘Aldaba’ está disponible en papel y versión digital, ha detallado que el número 43 de la revista es “generalista” con artículos centrados en Melilla y en el Norte de África.

Uno de los artículos recogidos hace referencia al ‘Régimen Jurídico de la Policía Local de Melilla’. Su autor, Antonio García Alemany, ha detallado hoy que se trata de un homenaje a su abuelo, Antonio Alemany Mariné, que fue jefe de la Policía Municipal entre 1969 y 1978. En el texto se repasan las normativas aplicables y se incide en la necesidad de que las Leyes Estatales de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado recojan en un futuro las peculiaridades de Ceuta y Melilla.

Por su parte, Santiago Domínguez se ha encargado de abordar en su artículo ‘Consulados y servicios secretos aliados en Melilla durante la Segunda Guerra Mundial’ la actividad de los consulados de países contendientes que se instalaron en esa época en la ciudad. Aunque llegó a haber hasta seis diferentes, Domínguez se ha centrado en el inglés y el norteamericano.

El centro universitario ha aprovechado también para presentar el libro ‘Claudio Verdugo. Un arquitecto de origen español en Marruecos’. Según Antonio Bravo, esta publicación rinde homenaje a Verdugo, que desarrolló su carrera profesional en Marruecos con obras de gran impacto social a través de la construcción de hospitales, escuelas, hoteles o universidades. El libro ha sido editado en colaboración con la Fundación Fhimades.

Vía Cope Melilla