La Consejería de Bienestar Social ha organizado un curso de prevención con el que afrontar situaciones violentas y conflictivas en los centros de menores. Dirigido al personal que a diario desarrolla su trabajo en el Centro Asistencial, fue impartido por Francisco Javier Ruiz Sánchez.

El objetivo de esta iniciativa es ofrecer los conocimientos, estrategias y técnicas necesarias “acerca del fenómeno de la violencia en toda su extensión” para que los profesionales que trabajan con menores cuenten con los recursos necesarios para afrontar situaciones complicadas, de agresividad y conflictos “que, en ocasiones, desencadenan situaciones de carácter violento y que requiere la intervención inmediata y adecuada de este personal para salvaguardar la seguridad de todos”.

De esta forma, se intenta que estos profesionales puedan afrontar este tipo de situaciones de manera satisfactoria y, en la medida de lo posible, anticiparse para que no lleguen a producirse. Para lograrlo, se han utilizado técnicas preventivas de persuasión, escalonamiento y control, así como estrategias para evitar que los menores puedan hacerse daño o causarse algún tipo de lesión cuando se produzca un enfrentamiento entre ellos.

Este curso continuará con una segunda parte en la que se profundizará en las técnicas y estrategias con las que mejorar el trabajo diario en los centros de acogimiento residencial y la atención que reciben los menores.

Vía Cope Melilla