Miguel Marín ha subrayado hoy que los miles de españoles que se dieron cita ayer en la plaza de Colón de Madrid son ciudadanos del siglo XXI, no de otra época. El secretario regional del PP de Melilla cree que el presidente del Gobierno ha insultado este fin de semana a la inmensa mayoría de españoles al decir que era una concentración en “blanco y negro”. Defiende que lo vivido ayer en la capital de España era una protesta a color, en concreto, “roja y gualda”.

El popular ha resaltado el hecho de que fuera una concentración ejemplar, en la que no se registró ningún tipo de incidente, no se produjeron destrozos en el mobiliario urbano si se atacó a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

A su juicio, el futuro de España debe decidirse entre todos los ciudadanos, de ahí que solicite la convocatoria urgente de elecciones nacionales. El Partido Popular cree que ya está bien de que el Gobierno central acceda a las peticiones de los independentistas catalanes, rompiendo así la unidad de España.

Miguel Marín ha acusado también a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, de mentir a los españoles al justificar la ruptura con los independentistas por el planteamiento sobre el derecho a la autodeterminación. Según el popular, la ruptura se ha producido porque los partidos independentistas han anunciado que no apoyarán los Presupuestos Generales del Estado.

Vía Cope Melilla