La consejera de Presidencia duda de que este año se vayan a poder importar borregos desde Marruecos después de que el país vecino haya detectado tres casos de fiebre aftosa en Marruecos. Paz Velázquez, ha comentado que la Ciudad, al no tener competencias en frontera, va a esperar a que sea la Delegación del Gobierno la que “mueva ficha” en todo este asunto.

Tal y como ha explicado, la localización de tres brotes de fiebre aftosa en Marruecos ha hecho que el Ministerio de Agricultura mantenga las medidas preventivas adoptadas a través de la orden ministerial 244/2015, normativa que prohíbe, entre otras medidas, la importación de animales vivos y de productos de origen animal, tanto del país vecino como desde Ceuta y Melilla a la península.

Paz Velázquez, que espera que el Aid El Kebir se pueda celebrar en paz este año, recuerda que dos de estos focos se han detectado en el centro del país vecino y un tercero en la región de Tánger, Alhucemas y Tetuán. Puntualiza que Marruecos ha puesto en marcha un programa de vacunación que solo afecta al ganado vacuno y no, remarca, al bovino, ovino y caprino.  Insiste en que en estos casos “no hay control alguno”.

Tras recordar que el último brote de fiebre aftosa en el país vecino se declaró en noviembre de 2015, la consejera ha comentado que Marruecos ha adoptado una serie de medidas para evitar “la diseminación de esta enfermedad”. Se prohíbe el movimiento de animales por el país, se apuesta por la desinfección de las explotaciones y por el control intensivo dentro de las zonas de protección y vigilancia perifocales.

Además, los técnicos del Ministerio de Agricultura del Gobierno español continúan con las medidas de emergencia y preventivas y señala que los técnicos están estudiando esa normativa nacional – la orden 224/2015- por si fuera necesario reforzarla.

Vía Cope Melilla