Después de que CpM denunciara ayer que la Policía Local había separado a dos bebés de sus madres, el consejero de Bienestar Social ha explicado que los agentes siguieron el protocolo establecido en estos casos ante el altercado que protagonizaron las madres después de que los médicos dieran de alta a los pequeños y los emplazaran a una nueva cita.

Daniel Ventura ha detallado que no se ha retirado la custodia, sino que se tiene a los niños en guarda hasta que se aclare la situación en cuestión. El consejero, que acusa a CpM de realizar acusaciones muy graves, ha recordado que son muchas las familias de Marruecos que traen a sus hijos al médico a Melilla.

Los técnicos de la Dirección General del Menor y la Familia se encuentran en estos momentos estudiando el caso y si se constata que no hay ningún motivo para que los menores sean acogidos por la Administración se entregarán a sus madres, probablemente hoy. Daniel Ventura atribuye esta situación al intento de CpM por “hacer ruido”.

Además de subrayar que se está haciendo todo lo que marca la ley y lo humanamente posible para causar el menor daño posible a estos niños, el consejero de Bienestar Social ha reprochado a CpM que no haya atendido las explicaciones dadas por él mismo y por la viceconsejera Francisca Conde y hayan alentado esta situación.

Vía Cope Melilla