Entre el 3 y el 9 de diciembre se han contabilizado en el centro de menores un total de 66 reingresos, de los que 15 son nuevos. El consejero de Bienestar Social ha señalado que ayer la ocupación del centro de la Purísima rondaba los 648 niños, una cantidad muy elevada.

Daniel Ventura ha detallado que de los 66 reingresos contabilizados, 15 menores portaban documentación marroquí. A los acogidos en Purísima ha sumado el consejero los 140 niños del centro asistencia, las 32 niñas de Divina Infantita o los 45 del centro de reforma. En total, la Ciudad Autónoma tutela a más de 850 menores.

Vía Cope Melilla