Ceuta y Melilla se han incorporado este lunes al sistema de prescripción electrónica de recetas interoperables y se unen al resto de los Servicios de Salud que cuentan con este servicio común, al que todavía no se ha incorporado la Comunidad de Madrid que se encuentra en fase de pruebas. La receta electrónica se implantó en el Ingesa en abril de 2013. Desde entonces su utilización, a través de un proceso programado, se ha ido generalizando paulatinamente en todos los centros de salud y en todas las farmacias de Melilla.

El director territorial de Ingesa, Omar Haouari, ha destacado que en este proceso se ha realizado un trabajo complejo con la implicación del Ministerio de Sanidad, Ingesa y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos para que sea una realidad que cualquier melillense pueda obtener medicamentos en cualquier punto de España con solo presentar su tarjeta sanitaria.

Por su parte, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Melilla, Francisco Pérez, ha resaltado la importancia de la interoperabilidad como último paso para completar el proceso que se inició con la implantación de la receta electrónica en la ciudad. De igual forma, el farmacéutico inspector de la Dirección Territorial, Mohamed Hamed Amar, ha añadido que cualquier usuario puede retirar los medicamentos en las farmacias del resto de España siempre y cuando estos estén prescritos en la receta electrónica.

Vía Cope Melilla