El presidente de la Ciudad ha defendido que la piedra angular de la Constitución no debe modificarse y que la Carta Magna tiene los medios suficientes para defenderse a sí misma sin necesidad de llevar a cabo grandes cambios. Juan José Imbroda ha aprovechado el 40 aniversario de este texto para hacer un llamamiento a los partidos constitucionalistas para combatir mediante la unidad a quienes quieren romper España.

El jefe del Ejecutivo local, que cree que es en Melilla y no en el Congreso de los Diputados donde debe celebrar esta efeméride, ha resaltado el papel tan importante que jugó la sociedad y la clase política en 1978, que supieron redactar una Constitución que ha permitido a los españoles alcanzar las mayores cotas de libertad, justicia y paz.

Imbroda se ha referido a los partidos que cuestionan y atacan el estado de derecho español, que quieren acabar con la Constitución y lo que representa y que atacan a los símbolos del país, la bandera y la Jefatura del Estado. El presidente de la Ciudad ha aludido también a quienes quieren romper España y apuesta por aplicar si es preciso el artículo 155 de forma “definitiva y profunda”.

Además de rendir homenaje a dos personalidades muy importantes en la transición, el Rey Emérito Don Juan Carlos I y el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, Imbroda ha agradecido la presencia en el acto por el Día de la Constitución a Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas, exiliado y líder de la oposición al régimen dictatorial de Venezuela. El popular espera que pronto la democracia y libertad vuelva a “brillar” en ese país.

Por otra parte, el presidente de la Ciudad ha recordado que Melilla figura expresamente hasta en tres ocasiones en la Constitución, algo que no había ocurrido antes, lo que demuestra el apoyo de la Carta Magna hacia la ciudad.

Vía Cope Melilla