El Partido Socialista asegura que la realidad del país y las necesidades de la sociedad requieren de una reforma de la Constitución. Gloria Rojas, que insiste en que España no es la misma de 1978, ha dejado claro que su formación no defiende una enmienda a la totalidad, sino modificar determinados apartados para blindar los servicios públicos de los ciudadanos, como la educación, la sanidad o las pensiones.

La secretaria general del PSOE local y diputada en la Asamblea señala también que la Carta Magna debe tener, además, un lenguaje más inclusivo para que todos los ciudadanos se sientan reconocidos.

Gloria Rojas, que apuesta por llevar a cabo esta reforma con el consenso de todos los grupos políticos como se hizo en 1978, defiende que la Constitución debe recoger todos los derechos adquiridos por la mujer, la igualdad de género y modificar aquellos artículos que no han sido beneficiosos para las autonomías.

Para la socialista la aprobación de la Carta Magna supuso un pacto social en el que todos los españoles se pusieron de acuerdo para que el país progresara de manera muy importante. En estos 40 años, dice, hemos conseguido derechos y libertades, progreso y que se reconozca la gran diversidad del país con mejoras para el autogobierno.

Vía Cope Melilla