Aclarando que el Gobierno de la Ciudad “no tiene ningún contrato con Mujeres Vecinales para que acuda a los actos institucionales”, el presidente de la Ciudad pone en valor que esta asociación “tiene conciencia cívica”. Responde de este modo a Coalición por Melilla (CpM) tras analizar lo sucedido el Día de la Constitución y que, según el diputado Mohamed Ahmed, se “humillaba” a un determinado sector de la sociedad “al establecer una relación de servidumbre hacia determinados miembros del Gobierno local, tratando a un grupo personas como ovejas de un rebaño”.

Juan José Imbroda tiene claro que el problema radica en que a CpM “le fastidia muchísimo” cualquier iniciativa que se desarrolle “con alguna asociación que les huela a bereber o a musulmán, porque piensa que estamos entrando en su terreno”. Asegura que el partido que lidera Mustafa Aberchan mantiene “una guerra permanente” con Mujeres Vecinales “porque, sencillamente, no se someten a nada, son libres y hacen lo que ellas quieren dentro de lo que es su conciencia cívica y política”.

Más allá, el presidente de la Ciudad cree que “está bien” que las asociaciones vecinales, “las asociaciones de este tipo”, asistan a los actos que se organizan con motivo, por ejemplo, del Día de la Constitución “como una asignatura más”. Califica de “magnífica” la labor que realizan con los niños a través de las ludotecas, un trabajo que se complementa con el que se realiza con las madres.

Vía Cope Melilla