Eduardo de Castro ha subrayado hoy que en Melilla los populismos y extremismos se pagan muy caros.  El diputado y coordinador de Ciudadanos ha lamentado que el presidente de la Ciudad se “eche en brazos” de la extrema de derecha a cinco meses de las elecciones para mantener el sillón.

Además de valorar positivamente la subida que ha experimentado su formación en Andalucía, aumento que registra en cada cita electoral, De Castro defiende que no se pueden poner las instituciones al servicio del populismo y que hay que gobernar con los partidos constitucionalistas porque “los extremos son malos”.

En otro orden de cosas, califica de éxito rotundo de la oposición el último Pleno de Control, donde el Gobierno se dedicó a tirar “balones fuera”. Según De Castro, el Ejecutivo local desarrolla un doble juego, por un lado, se dedica a hacer propaganda de la gestión realizada y, por otro, a acusar al resto de partidos de ir en contra de aquellos colectivos por los que pregunta en Pleno.

Por otra parte, y a preguntas de la prensa, el líder de Ciudadanos ha criticado que el Gobierno local vaya a premiar a Air Nostrum a través de los billetes baratos para no residentes a pesar de que la compañía está “machacando” a los melillenses con un mal servicio y retrasos y cancelaciones continuas.

Vía Cope Melilla