El portavoz del Grupo Popular ha expresado esta mañana su deseo de que los funcionarios que forman parte del tribunal de las oposiciones de la Policía Local denuncien por calumnias al cepemista Rachid Bussian, al que reprocha que acuse a esos empleados públicos de prevaricación.

Además de aclarar que el Gobierno no impulsará ninguna Comisión de Investigación porque no hay irregularidades en esos procesos, Daniel Conesa ha explicado que hay normas muy rigurosas propuestas por el Ejecutivo para garantizar la imparcialidad y la transparencia en las oposiciones.

CpM ha pedido hoy al Gobierno local que convoque una Comisión de Investigación sobre las oposiciones a la Policía Local, cubiertas en los últimos años de un halo de sospecha tras las denuncias presentadas por algunos aspirantes que tras ser excluidos en el examen psicológico han sido readmitidos por orden judicial. Bussian señala que las últimas sentencias han dejado al descubierto una serie de irregularidades que llevan a pensar que se utiliza el examen psicológico para dejar fuera a aspirantes con mejor nota y admitir a otros con más padrinos.

En este punto, Conesa ha recordado que los tribunales están integrados por funcionarios, que la intervención de los órganos de Gobierno es nula y que existen mecanismos para que los opositores que crean que se ha cometido un error defiendan sus derechos ante la justicia. Según el popular, lo que hace CpM es descalificar en toda regla a los empleados públicos del tribunal, a los que imputa un delito de prevaricación.

Además de recordar que las indemnizaciones que paga la Ciudad a esos opositores readmitidos salen de las arcas públicas, Rachid Bussian ha mostrado su preocupación por el hecho de que la justicia haya acusado a la administración local de atentar contra los derechos constitucionales de los aspirantes a Policía Local.

Vía Cope Melilla