El presidente de la Ciudad se reunirá el próximo martes 4 de diciembre con Pedro Sánchez, un encuentro que Juan José Imbroda aprovechará para pedirle su colaboración y lealtad con Melilla para que la bandera de España ondee “potentemente” en la ciudad. Entre las peticiones que le realizará, el popular ha destacado medidas para reducir la permeabilidad de la frontera, un aumento de Policía Nacional y Guardia Civil, que se destinen más soldados a Melilla y que se legisle la “excepcionalidad” de la ciudad.

Aunque el jefe del Ejecutivo local ya remitió hace dos meses a Sánchez un documento con los principales problemas de la ciudad, la Ciudad Autónoma volverá a remitirlo estos días para que Sánchez lo estudie. La inmigración será uno de los temas prioritarios a abordar en ese encuentro, tanto desde el punto de vista de los menores extranjeros no acompañados como de los adultos.

Si hablamos de seguridad, Imbroda demandará al presidente del Gobierno un incremento de las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (unos 200 agentes de la Policía y otros tantos de Guardia Civil), así como un refuerzo del número de soldados en la Comandancia General. Según Imbroda, Melilla es una zona estratégica y “hacen más falta aquí que en otros puntos”.

El presidente reclamará también a Sánchez que se legisle la “excepcionalidad” de Melilla, ya que la ciudad tiene determinadas debilidades por su situación geográfica. Imbroda ha mostrado su preocupación por el incremento de la población que se puede producir derivado de las mujeres marroquíes que vienen a dar a luz o porque puedan votar en las elecciones municipales los inmigrantes que viven en la ciudad. De lo que se trata, en definitiva, es de que la bandera de España ondee “potentemente” en Melilla.

Vía Cope Melilla