Daniel Conesa tilda de “cachondeo” el hecho de que el grupo de trabajo que se ha creado entre España y Marruecos para abordar el cierre de la aduana comercial de Beni-Enzar no se vaya a reunir hasta la primera quincena de diciembre. El vicepresidente primero de la Ciudad reconoce que se ha quedado “estupefacto” por este anuncio y apunta que no espera “absolutamente nada” de reuniones de este tipo.

En declaraciones a COPE Melilla, el popular ha lamentado que el Gobierno de Pedro Sánchez “haya sido incapaz” de reprocharle a Marruecos su decisión unilateral de cerrar la aduana comercial. Conesa entiende que dos países que son amigos deben decirse las cosas y no protagonizar, como ha hecho el reino alauí, “gestos inamistosos”.

Del mismo modo, considera que si la delegada del Gobierno dijo ayer que se está realizando un estudio para ver el impacto que ha tenido en la ciudad el cierre de esta aduana y cuál era la situación en los meses anteriores es “porque no sabe qué decir”.

Conesa confía en que el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, haya abordado este asunto en la reunión que recientemente ha mantenido con el monarca marroquí, aunque no haya trascendido a la opinión pública, para que este encuentro, apunta, no solo haya servido para impulsar un mundial de fútbol a caballo entre España, Marruecos y Portugal. Conesa insiste en que la existencia de la aduana comercial “era algo beneficioso para los dos países”, que no perjudicaba a la economía del país vecino.

Si este tema no se ha puesto encima de la mesa, subraya el popular, lo que diga ahora el Gobierno de Sánchez “son cuentos chinos”. Critica, además, la tardanza con la que se ha tratado esta cuestión, después de casi ya cuatro meses desde el cierre de la aduana.

Vía Cope Melilla