Hasta el 13 de diciembre tienen de plazo los interesados para presentar las instancias para la provisión de diez plazas de la Policía Local por el sistema de oposición libre. La intención de la Consejería de Seguridad Ciudadana es realizar la primera prueba, la física, para finales del mes de febrero o principios de marzo, de manera que para agosto haya finalizado todo el proceso de oposición.

En declaraciones a COPE Melilla, Isidoro González ha explicado que una vez cerrado el plazo de presentación de instancias, la Viceconsejería de Administraciones Públicas elaborará el listado de admitidos y excluidos y se abrirá el periodo de presentación de recursos. Si todo marcha según lo previsto, a principios de año se conformará el tribunal y para finales de febrero se realizarán las pruebas físicas.

Las diez personas que superen las oposiciones entrarán posteriormente en una fase de formación de unos ocho meses y otra de prácticas. El consejero de Seguridad Ciudadana calcula que estos nuevos diez agentes estarán plenamente incorporados a sus puestos en la Policía Local para 2020.

Al margen de estas diez plazas, la Ciudad Autónoma está a la espera de que entre en vigor el Real Decreto sobre Jubilación Anticipada de la Policía Local para convocar otras 32 plazas más, que será el número de agentes que se jubilarán a principios de 2019 en Melilla.

Por lo que respecta a la composición del tribunal de las oposiciones, el consejero ha detallado que estará compuesto por funcionarios de carrera de la Administración local, que podrán contar con la participación de expertos en la materia para cada una de las pruebas, tanto las físicas como las psicotécnicas.

Vía Cope Melilla