El presidente de la Ciudad ha firmado hoy el acta de recepción de los trabajos de demolición llevados a cabo en el acuartelamiento Gabriel de Morales. Juan José Imbroda ha avanzado que el Gobierno local va a ejecutar el proyecto de replanteo de la parcela, de 15.000 metros cuadrados, y falta tan solo que el Ejecutivo central adjudique el proyecto de construcción del centro.

Una vez ejecutado el replanteo del proyecto, visitarán la ciudad los técnicos del Ministerio de Educación para comprobar que el colegio encaja en los espacios delimitados por la Ciudad.

Imbroda, que calcula que el proyecto de construcción podría estar adjudicado para la primavera de 2019, ha recordado que este colegio va a ser una realidad gracias a la gestión realizada con el anterior Gobierno del PP, que redactó el proyecto y lo dotó de presupuesto.

La obra de demolición y limpieza que acaba de terminar ha tenido un coste de 690.000 euros, aunque la Administración local invertirá 2,9 millones de euros en la urbanización de toda la parcela, que incluye, además del colegio, 350 viviendas y zonas verdes. Según Imbroda, esta zona de Melilla tendrá una imagen totalmente renovada dentro de cinco años.

Vía Cope Melilla