La Consejería de Presidencia y Salud Pública ha adquirido este año 8.000 dosis de cara a la campaña de vacunación de la gripe que se desarrolla entre el 22 de octubre y el 21 de diciembre. Aunque el índice de cobertura aumentó el año pasado un 8 por ciento hasta alcanzar al 41 por ciento de la población de riesgo, todavía sigue siendo bajo, de ahí que el objetivo sea seguir subiendo para acercarnos a la media nacional, que se sitúa en el 55 por ciento.

Los grupos de mayor riesgo y, por tanto, a los que va destinada la campaña, son los mayores de 65 años, embarazadas, personal sanitario y los enfermos crónicos a partir de los seis meses. Paz Velázquez ha puesto el acento en el bajo índice de cobertura del personal sanitario, un 21 por ciento.

Las vacunas se distribuirán por los centros de salud, la clínica militar, el centro asistencial, la cárcel, el área funcional de Sanidad de Delegación, el CETI, la Policía Nacional, la Local y la Guardia Civil y las aseguradoras Adeslas y Asisa. En total, se han adquirido 8.000 dosis de tres tipos por importe de 40.000 euros.

Este año, como novedad, se han adquirido mil dosis de vacunas tetravalente, lo que significa que incluye las dos cepas del virus de la gripe tipo A y las dos de la B, aumentando así su efectividad. José Ruiz Olivares, jefe del área de vacunación de la Ciudad, ha detallado que estas dosis se destinarán a niños con enfermedades crónicas de entre seis meses y 14 años y embarazadas.

Ruiz Olivares ha hecho un llamamiento a las embarazadas para que acudan a vacunarse contra la gripe sea cual sea el periodo de gestación en el que se encuentren. Subraya que para este colectivo, la enfermedad es diez veces peor.

Vía Cope Melilla