La Policía Local ha denunciado once garajes en el barrio del Real que eran utilizados como almacenes ilegales. Entre ellos, destaca uno que almacenaba bombonas de butano y otro instalado en el interior de una furgoneta.

Las investigaciones del Grupad de la Policía Local comenzaron en septiembre a raíz de varias denuncias vecinales y de la asociación del barrio, que ponían en conocimiento la existencia de almacenes ilegales principalmente de productos textiles.

De los diez garajes localizados, uno se dedicaba a la venta de artículos de alimentación y limpieza que almacenaba, además, mantas y fardos de ropa. También se ha identificado una vivienda deshabitada que se usaba como almacén ilegal y de venta de bombonas de butano.

Los locales han sido denunciados por infracción al reglamento regulador de libre acceso a las actividades y servicios de la Ciudad Autónoma y los titulares de los garajes y los establecimientos han sido advertidos de que debían salir a la mayor brevedad posible o se procederá a su desalojo.

Vía Cope Melilla