La Ciudad Autónoma destina anualmente 800.000 euros a la limpieza del alcantarillado, labor que realizan 12 trabajadores y cinco camiones. Manuel Ángel Quevedo ha explicado que se realizan 27 servicios semanales, 11 de carácter preventivo, 11 correctivos y cinco para la limpieza de imbornales.

El consejero de Coordinación y Medio Ambiente ha salido así al paso de las críticas realizadas por el Partido Socialista, que ha acusado al Gobierno de no mantener el buen estado el sistema de alcantarillado.

Según Quevedo, cada servicio cuenta con dos trabajadores y un camión para impulsar y aspirar el agua. De esta forma, a la semana se realizan 11 servicios para arreglar lo que está mal y otros cinco solo para la limpieza de los imbornales.

Al margen de estos servicios, el sábado por la tarde y el domingo hay un retén de guardia por si se registrara algún incidente. Quevedo ha aclarado que existe una planificación de los trabajos a realizar a lo largo del año.

Vía Cope Melilla