Coalición por Melilla ha pedido hoy al Gobierno local y al Partido Popular que en lugar de acudir a la justicia para denunciar el proceso de escolarización de menores, se ponga a trabajar y busque soluciones para paliar las altas ratios. El principal partido de la oposición acusa al PP de querer dañar la convivencia y criminalizar a los menores.

Dunia Almansouri, que recuerda que este problema no es nuevo, lamenta que un partido que se considera democrático denuncie “que los niños vayan al colegio”. La diputada de CpM cree que la Fiscalía debería haber actuado de oficio hace un año.

CpM recuerda que el año pasado no tuvo lugar ningún proceso extraordinario de escolarización y ya había aulas en Primaria con 35 alumnos y en Bachillerato con 40, por lo que el problema de las ratios no es nuevo. Almansouri le pide a Miguel Marín que no insulte la inteligencia de los melillenses diciendo que este proceso va a empeorar la situación de la educación en la ciudad cuando Melilla lleva años registrando los mayores índices de fracaso escolar.

El principal partido de la oposición cree que habría que exigir responsabilidades también a quienes en los últimos 20 años no han hecho nada por legalizar las viviendas donde viven estas familias y preguntar al anterior director provincial de Educación, José Manuel Calzado, qué hizo durante su mandato en esta materia.

No obstante, antes que buscar culpables, CpM apuesta por proponer soluciones, como el aumento del número de técnicos de Infantil, desdoblar horarios para abrir los colegios por la tarde y contratar a más personal.