La Consejería de Educación ha suscrito esta mañana tres acuerdos con los tres colegios concertados de la  ciudad para ayudarles al mantenimiento de sus instalaciones. Antonio Miranda ha informado de que el Gobierno local ha destinado a estos convenios de colaboración un montante económico de 180.000 euros. La idea es prestarles el mismo apoyo que se dispensa a los centros públicos.

El popular ha explicado que el colegio Enrique Soler contará con una partida de 80.000 euros mientras que La Salle y Nuestra Señora del Buen Consejo dispondrá de un presupuesto de 50.000 euros cada uno de ellos.

Miranda ha anunciado que de cara a los presupuestos del año que viene la intención del Gobierno es mantener esta ayuda a los centros concertados y avanza que incluso se está estudiando la posibilidad de incrementar la cuantía. El aumento de la partida de mantenimiento sí se ha confirmado en el caso de los centros públicos.

En este sentido, Antonio Miranda ha apuntado que el aumento bien podría oscilar por los 100.000 euros .

Vía Cope Melilla