La Guardia Civil ha detenido a siete personas durante el pasado fin de semana, como supuestos autores de delitos de lesiones y de robo con violencia

Las dos primeras actuaciones se llevaron a cabo en la noche del viernes y sábado, en el interior del Puerto Noray, tras dos disputas que desembocaron en una reyerta donde dos personas resultaron heridas con lesiones graves.

Una de ellas recibió un pinchazo con una navaja “en el glúteo que precisó asistencia médica y tres puntos de sutura”, y la segunda recibió un fuerte golpe en el rostro que le produjo “la fractura de la mandíbula”.

Las gestiones realizadas, tras el visionado de cámaras de seguridad y testimonio de testigos, han conllevado la detención de los dos presuntos autores, que han pasado a disposición judicial como supuestos autores de delitos de lesiones de carácter grave. Los detenidos son de nacionalidad española, naturales y residentes en la ciudad, varones, de 22 años el primero y 27 el segundo, al cual le constan numerosos antecedentes policiales por hechos de análoga naturaleza.

Una tercera intervención tuvo lugar en la Playa de Los Cárabos sobre la 01.30 horas, cuando una patrulla de servicio se percató de cómo tres jóvenes golpeaban a otra persona que trataba de defenderse y pedía ayuda. Los agresores resultaron ser tres jóvenes, menores de edad, de nacionalidad extranjera, que pasaron a disposición del Ministerio Fiscal como supuestos autores de un delito de robo con violencia.

El último caso, se produjo en la madrugada del sábado, al advertir una patrulla de Seguridad Ciudadana que circulaba por la calle General Astilleros cómo varias personas perseguían a la carrera a otras dos, que lograron introducirse en un vehículo. Los ocupantes del turismo, previamente, habían asaltado a un viandante con el objetivo de robarle sus pertenencias, logrando apoderarse de su teléfono móvil y de 300 euros que portaba, siendo recuperado parte del dinero y el teléfono sustraído.

Los detenidos son dos jóvenes, de nacionalidad española, de 19 y 20 años de edad, que han pasado a disposición judicial como supuestos autores de robo con violencia.

Vía Cope Melilla