La Consejería de Cultura ha llevado a cabo una remodelación de parte de las instalaciones de la biblioteca para aumentar el número de puntos de estudio. De esta forma, se han diferenciado dos salas, una silenciosa con capacidad para 55 personas y donde se permite el uso de ordenadores y otra ultra-silenciosa con 75 puestos y donde no se pueden utilizar estos dispositivos.

Fadela Mohatar ha detallado que la anterior sala de lectura de revistas se ha dividido ahora en dos espacios, uno con este mismo fin y otro para estudio. La consejera subraya que con esta actuación se da respuesta a la demanda de los estudiantes.

Desde la consejería se trabaja también en la modificación de los horarios del personal funcionario y laboral de la biblioteca para que fijar la jornada continua y poder abrir de 8 de la mañana a doce de la noche. Ahora mismo el horario de apertura es de 9.00 a 14.30 y de 16.30 a 00.00 horas.

Vía Cope Melilla