El nuevo director provincial de Educación, Juan Ángel Berbel, se marca entre los retos a afrontar en esta etapa aumentar y mejorar las infraestructuras, reducir los índices de abandono educativo temprano y mejorar las condiciones laborales del profesorado. El socialista se compromete también a trabajar para solucionar el problema de las becas, la situación del personal no docente o la dotación económica y el equipamiento de los centros.

Sabrina Moh ha presentado formalmente ante los medios de comunicación al nuevo responsable de Educación en la ciudad, Juan Ángel Berbel, quien ha agradecido a su antecesor en el cargo, José Manuel Calzado, el apoyo y ánimo recibido en el traspaso de funciones. Consciente de que los problemas en la educación no se solucionan a corto o medio plazo, Berbel apuesta por que la educación recupere su función de “ascensor social” para todos.

Si hablamos de infraestructuras, uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la educación en Melilla, Berbel subraya que solo construyendo nuevos centros se podrá solucionar el problema de las ratios y para ello se requiere de una mayor inversión, algo difícil de conseguir porque los presupuestos están prácticamente cerrados. Mientras tanto, dice, habrá que seguir utilizando espacios alternativos o desdoblando enseñanzas. El nuevo director provincial se ha comprometido, en este sentido, a abrir el antiguo mercado central a lo largo del curso 2018-2019.

Por lo que respecta al abandono educativo temprano, Berbel ha señalado que, pese a que el número de alumnos de FP en Melilla se ha duplicado en los últimos años, estos programas no responden a las demandas profesionales y culturales. Es por ello que cree que el futuro Gobierno que salga de las urnas tras las elecciones autonómicas de 2019 deberá sentarse a hablar con los agentes sociales y el tejido empresarial para buscar nuevos yacimientos de empleo y ofrecer estrategias formativas que animen a los jóvenes a quedarse en la ciudad.

En cuanto a las condiciones laborales del profesorado, el nuevo director provincial de Educación apuesta por mejorar el número de horas lectivas, la pérdida de poder adquisitivo para los que se quieran jubilar, liberar parcialmente la carga burocrática y administrativa al docente y recuperar las ayudas de formación permanente. Berbel es consciente también de los problemas que existen en torno a las becas y los equipamientos de los centros.

Vía Cope Melilla