El Partido Socialista ha pedido al Gobierno local un mayor control del programa de educadores de calle, así como del resto de servicios externalizados. Gloria Rojas ha asegurado hoy que el pliego de condiciones técnicas de ese programa habilita a Bienestar Social a inspeccionar el servicio y la contratación del personal.

La secretaria general del PSOE local considera “inadmisible” que el Ejecutivo local se ponga de perfil ante las contrataciones que realizan las empresas que gestionan servicios públicos y pide más control sobre estos servicios.

Rojas insiste en que el Gobierno debe conocer “hasta el último detalle” de los contratos que adjudica y apuesta por buscar perfiles especializados y más adecuados para programas como el de educadores de calle. La socialista recuerda que son los melillenses los que pagan estos servicios, por lo que es obligación del Gobierno supervisarlos.

Vía Cope Melilla