Juan Ángel Berbel se ha comprometido a estudiar uno a uno el caso de los menores no escolarizados en la ciudad para ver si se les puede incorporar al sistema educativo demostrando que tienen algún tipo de arraigo en el país. El nuevo director provincial de Educación asegura que mientras que Prodein habla de unos 160 niños en esta situación, desde el Servicio de Inspección de Educación se cifra en 24.

En este punto, ha explicado que además de ver cuál es la relación que tienen con el país, ya sea contractual o familiar, se tendrá que analizar la forma en la que han llegado a la ciudad.

Vía Cope Melilla