Coalición por Melilla ha denunciado hoy las trabas que pone el Gobierno local a los diputados de la oposición para acceder a la información y poder fiscalizar así su gestión. En este caso, la formación critica que la Consejería de Bienestar Social exija el pago de 0,15 céntimos por cada copia de documento que solicite, así como la firma de un documento de confidencialidad, algo “inherente” al cargo.

Mohamed Ahmed ha explicado hoy que la semana pasada solicitó al área que dirige Daniel Ventura el expediente relativo a una subvención concedida a la asociación ASIS y se encontró con estas nuevas restricciones. Según el cepemista, el acceso a la información está ya regulado en el Reglamento de la Asamblea, por lo que no entiende que se añadan más impedimentos.

El diputado de CpM asegura que se ha consultado al secretario general de la Asamblea y al interventor de la ciudad sobre la legalidad de estas restricciones y subraya que debe ser el Gobierno el que aclare este extremo antes de adoptar las medidas, no después.

Ahmed se sirve del refrán ‘Quien algo esconde, algo teme’ para entender el motivo que lleva al Gobierno a incorporar nuevas restricciones al acceso a la información de la oposición. CpM asegura que estas trabas se imponen también a los ciudadanos en general y recuerda la denuncia interpuesta por Equo contra la Ciudad Autónoma ante el Consejo de Transparencia por no facilitarle en plazo la documentación requerida.

Vía Cope Melilla