La consejera de Cultura, Fadela Mohatar, ha inaugurado esta mañana los vigésimo-séptimos cursos de verano ‘Ciudad de Melilla’ con la primera acción formativa sobre ‘Soporte vital básico instrumentalizado y desfibrilación semiautomática’ que se desarrollará del 9 al 13 de julio. A los alumnos que superen el curso se le extenderá un diploma acreditativo que les autoriza a la utilización de los desfibriladores semiautomáticos.

Como ha resaltado Manuel Ruiz Morales, este curso va destinado fundamentalmente a quienes trabajan con grandes grupos o en situaciones de aglomeración, como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El director académico de los cursos de verano ha asegurado, además, que los desfibriladores semiautomáticos, que están presentes ya en muchos edificios públicos, son sencillos de manejar.

Mientras que en España la probabilidad de sobrevivir a una parada cardiorrespiratoria es del 3 por ciento, en países como Noruega o Estados Unidos este porcentaje sube hasta el 20 por ciento. Según Francisco Javier Gómez, especialista en medicina interna y profesor de la Universidad de Granada, esta diferencia radica en que en esos países la población conoce las técnicas de reanimación y solo tardan un minuto en ponerlas en práctica.

Cursos como éste, ha dicho Gómez, buscan quitar el miedo a usar los desfibriladores semiautomáticos, muy fáciles de usar y seguros, y a extender el conocimiento de las técnicas de reanimación cardiopulmonar para reducir el tiempo de actuación ante una parada.

Como novedad este año, ha adelantado Fadela Mohatar, los medios de comunicación podrán grabar y emitir un taller práctico de reanimación para contribuir a difundir estas técnicas entre la población. La consejera de Cultura ha explicado que las clases prácticas se impartirán en las aulas de Fisioterapia.

Vía Cope Melilla