El juez decano de Melilla, Fernando Germán Portillo y el director del centro penitenciario de Melilla, Francisco Rebollo, han firmado un protocolo para ofrecer la posibilidad a aquellos condenados a trabajos en beneficio de la comunidad de cumplir dicha condena formando parte de las ruedas de reconocimiento en los juzgados de la ciudad.

La firma de este acuerdo permite a los juzgados contar con una lista diaria de figurantes en las ruedas de reconocimiento, que hasta ahora obligaban a “mendigar voluntarios en dependencias oficiales”, lo que llevaba a resultados “infructuosos” en ocasiones. Además, esta iniciativa facilita a la administración penitenciaria otra alternativa más para el cumplimiento de los condenados, “cuestión que en Melilla no es siempre fácil”. De esta forma, los juzgados se unen a la Consejería de Medio Ambiente, la Federación Melillense de Fútbol, Cruz Roja y Melilla Acoge en el listado de instituciones que participan en el cumplimiento de las penas.

Los penados que voluntariamente quieran cumplir de esa forma su condena se apuntarán en un listado y su disponibilidad para formar parte de las ruedas de reconocimiento les computará de la siguiente forma: por cada día que estén apuntados se les descontará un día de trabajo con la condición de que, si no acuden a la llamada, podrá entenderse que han quebrantado la pena impuesta.

Vía Cope Melilla