La defensa irrenunciable de España, la construcción de una nueva valla que evite los saltos ilegales de inmigrantes y la promoción de la economía local con una libre circulación de mercancías son los principales puntos que defiende VOX en Melilla. La formación asegura que ha llegado para quedarse y que quiere traer un “aire fresco” a la política local.

Su secretario general, Javier Ortega, ha participado en un acto junto al coordinador en la ciudad, Jesús Delgado Aboy, para explicar su programa. Ortega defiende que los melillenses no tienen por qué resignarse a tener una ciudad segura, con una economía próspera y no subvencionada y en la que no se ponga en duda su españolidad.

Por lo que respecta a la construcción de una nueva valla, VOX subraya que “el amasijo de hierros” que hay ahora no está siendo eficaz porque es fácilmente vulnerable. El partido apuesta porque esta nueva alambrada tenga la altura y seguridad necesaria para que nadie pueda saltarla y por aumentar los medios humanos y materiales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con unos 300 agentes más.

VOX defiende también que la inmigración debe ser legal, limitada e integrable. Según Javier Ortega, la formación quiere facilitar la integración de aquellas personas con una cultura similar a la nuestra.

Vía Cope Melilla