El presidente de la Asociación Española de Guardias Civiles, Francisco Javier Benito, ha asegurado que el tema de las concertinas “que tanto preocupa” es “mínimo”, ya que “solo existen” en un perímetro de tres kilómetros. El presidente de AEGC se ha desplazado a Melilla junto a una comisión de la junta directiva nacional para “estudiar el problema que hay en la valla”.

Tras visitar la frontera durante el día de ayer, Benito ha afirmado que en esta situación “la primera víctima” es el migrante y anuncia que está en contra de “cualquier medida que pueda dañar la forma física de las personas”. Aunque la retirada “no es su competencia”, ha anunciado que “si las quitan” se necesitaría, al menos, un incremento en la guarnición de Melilla de 150 hombres.

El presidente de la Asociación Española de Guardias Civiles también se ha referido a los movimientos de vehículos en Farhana y Beni Enzar, en los que hay un problema de “vehículos bastante viejos” procedentes de Marruecos que producen una “emulsión de humos bastante contaminante”. Un problema, dice Benito, que “hay que solventar”. Insiste en que a los turismos que no cumplen las condiciones de circulación “no se les debería dejar pasar a Melilla”.

Benito ha anunciado que “aprovechando que están aquí” se ha nombrado a Juan José Muñoz como nuevo delegado de AEGC en Melilla. Muñoz ha declarado que va a “dar continuidad” al trabajo de su antecesor y que intentará solucionar los problemas “a medida que vayan surgiendo”.

Vía Cope Melilla