Más de 60 personas trabajan a diario en los distintos servicios que se prestan en las playas, cuya temporada alta empieza hoy, entre socorrismo, limpieza y seguridad. El presidente de la Ciudad ha avanzado que el presupuesto para el Plan de Playas ha pasado de 850.000 euros a 1,3 millones para dar el mejor servicio a los ciudadanos.

Como novedad este año, la Policía Local va a tener presencia diaria en la zona del paseo marítimo y las playas. Juan José Imbroda ha enumerado las mejoras que se han incorporado a las playas y cree que pocas en todo el país contarán con tantas prestaciones.

Este año se incorporan 800 metros de pasarela de hormigón, siete rampas para el servicio de socorrismo y 220 nuevos contenedores y se pasa de cuatro a doce puntos limpios. Manuel Ángel Quevedo ha recordado también que ya se han habilitado dos de los cuatro oasis de las playas.

En breve comenzarán las obras del nuevo parque infantil y zona de fitness en la playa de los Cárabos, un proyecto que no está incluido en el Plan de Playas. El consejero de Coordinación y Medio Ambiente ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que tengan un comportamiento cívico, sobre todo, en lo relativo a limpieza y residuos.

Vía Cope Melilla