Manuel Ángel Quevedo espera que el Gobierno de Pedro Sánchez siga adelante con el proyecto redactado por la Ciudad para la construcción de una plataforma de intercambio comercial en la frontera de Barrio Chino. El consejero de Coordinación y Medio Ambiente ha recordado que la propuesta, que cuenta con el visto bueno de la Guardia Civil y la Policía Nacional, está en manos ya del Ministerio del Interior.

Aunque desconoce la intención de la nueva delegada del Gobierno, Quevedo ha aclarado que si decide seguir adelante con el proyecto contará con la colaboración de la Administración local.

El proyecto diseñado por la Ciudad Autónoma consta de dos actuaciones diferenciadas, la desviación de la carretera ML-300 y la construcción de la plataforma con la ampliación del paso fronterizo. Por lo que respecta a la primera, ha avanzado que el Ministerio del Interior está ya redactando el proyecto definitivo.

Quevedo ha detallado también que la Ciudad continúa trabajando en Barrio Chino para mejorar el tránsito del comercio atípico con actuaciones que “no se ven”, como la puesta en marcha de un nuevo sistema de baldeo.

Vía Cope Melilla